🚨Click aquí para ver las nuevas Tank Tops | FREE SHIPPING en órdenes $50+ 📦

La verdadera Luisa Capetillo Perón


Luisa Capetillo Perón
Seguramente has escuchado poco de Luisa, si algo. Tal vez, conoces un dato básico: la primera mujer puertorriqueña en usar pantalones en público. Esto es cierto; sin embargo, la labor de Luisa fue más allá que su vestimenta.

Una mujer puertorriqueña enfrenta doble riesgo de olvido histórico. Mundialmente, las mujeres hemos sido relegadas a ser "la mujer de". Nacionalmente, las puertorriqueñas tenemos una identidad nacional sin reconocimiento debido a la realidad colonial.

En BoriFrases nos aseguramos que los esfuerzos  de nuestra Luisa sean recuperados y difundidos para orgullo de Puerto Rico, de sus mujeres y niñas.

"La mujer, como factor importante en la civilización humana, es digna de obtener toda la libertad." 
(Libro: Disertación sobre las libertades de la mujer)

Luisa nace en 1879 en Arecibo y, tal y como Lola, fue educada por sus padres bajo los ideales liberales. Desde joven ya era conocida por ser la única mujer que participaba en las tertulias organizadas en el café del vecindario. ¡Imagínate una mujer opinando en público de par a par con los hombres en el siglo XIX! 

Ya en 1905, Luisa es una madre divorciada. Para sostener a su familia, se convierte en lectora de obreros(as) tabacaleros(as). Las lectoras facilitaban el conocimiento a trabajadores(as) analfabetos(as) mediante la lectura de noticias y literatura. Así comenzó la vida activista de nuestra heroína.

No puedo apartarme de los obreros. Hay tanto trabajo por hacer. Viajo a caballo. Organizo las reuniones en los pueblos. Me toman mucho tiempo estas tareas y a veces el cuerpo no me responde. No ha sido fácil, tú lo sabes. En Arecibo me gritan loca, y mis hijos lo sufren. Gregorio no quiere acompañarme ni a la plaza, especialmente si llevo puestos los pantalones.” 
(Carta escrita a Santiago Iglesias Pantín, 1915)

De 1907 a 1911, Luisa empieza a escribir y a dar discursos. Pero no solamente denunció las injusticias vistas hacia los obreros sino la doble opresión sufrida por las mujeres obreras. Esta era una doble manera de ser "problemática", ¡denunció el machismo que exhibían hombres tanto ricos como pobres, en la fábrica y en la casa!

Luisa, Patria (Protector iPhone)


Con todo eso por trabajar, ¿se conformó Luisa? No. Sus trabajos y discursos incluyen críticas a las mujeres de la clase alta por apoyar la explotación obrera y a la iglesia por limitar la educación a mujeres y su caridad a dar sobras. Todo esto mientras llamaba a las mujeres obreras a liberarse en sus vidas personales, laborales y amorosas mediante la educación. 

"This planet belongs to all of us and is not the privilege of only a few. Why are there so many injustices?(…) A final summing up: women are capable of everything and anything."
(Libro: A nation of women: An early feminist speaks out)

No es de sorprender que toda esta labor no fue bien recibida por los hombres, incluídos hombres "de izquierda", con quienes colaboró para crear una ley de salario mínimo.


Luisa, Tormenta (Taza regular)

En 1912, Luisa se exilia a Nueva York para trabajar con la creciente diáspora latina, utilizando un restaurante que operaba para reunir políticamente a la clase obrera. Allí recibe más desilusiones y peregrina por Florida y Cuba, donde es precisamente que ocurre su arresto por vestir pantalones en público.

Este será el acto definitorio de su vida. ¡Por eso es que se le recuerda vestida de pantalón, corbata y sombrero!

“Además, ¿por qué han de decidir otros la ropa que debo llevar? ¿Acaso no me asiste el libérrimo derecho a pensar y decidir de acuerdo a mi conciencia? (...) Esperaba que mi madre se durmiera para ponérmelos. Me sentaba en la oscuridad de la sala y cruzaba la pierna fingiendo fumar un cigarro exquisito. Daba órdenes, firmaba acuerdos, disentía, tomaba una copa, soltaba el cigarro… La magia duraba el tiempo que tuviera puesto un pantalón.”
(Carta escrita a Santiago Iglesias Pantín, 1915) 

Luisa muere en 1922 de tuberculosis y es enterrada modestamente en el cementerio municipal de Arecibo. En solo 43 años, nos dio mucho más que la gran mayoría da en sus vidas.

Te preguntamos, ¿cómo recordarás a Luisa? Aquí en BoriFrases te ofrecemos varias maneras de mostrar tu conocimiento y conciencia de esta grande: puedes leer nuestra colección de sus frases y comprar artículos con diseños originales basados en su vida.

Los ovarios se dilatan. Ráfagas de poder me vibran en los puños. De golpe me he vuelto más alta, más diáfana, más Luisa.”
(Carta escrita a Santiago Iglesias Pantín, 1915) 

¡Que viva la puertorriqueña,
la arecibeña Luisa Capetillo Perón!

Referencias:

  1. A nation of women: An early feminist speaks out, Luisa Capetillo
  2. Boricua Literature: A Literary History of the Puerto Rican Diaspora, Lisa Sánchez-González
  3. Carta escrita a Santiago Iglesias Pantín, 24 de julio de 1915
  4. Mi opinión: Disertación sobre las libertades de la mujer, Luisa Capetillo
  5. Arte de portada: Molly Crabapple

Leave a comment


Please note, comments must be approved before they are published